viernes, 2 de enero de 2015

12 armarios y sistemas de almacenaje bien organizados que le gustaría tener en 2015

“12 meses, 12 causas… decorativas”. Esta es nuestra propuesta para que cada mes se enfrente con decisión contra una zona de almacenaje de su casa y la ponga en orden: 12 armarios y sistemas de almacenaje que le gustaría tener, y que, si se pone a ello, lo conseguirá.

La alacena

Aunque no disponga de un espectacular armario como éste, puede proponerse tener los alimentos en orden y bien almacenados para su correcta conservación. Fíjese en la disposición de los elementos: organizados por peso, tamaño y tipo de alimento. Además, cada caja, botella o lata están cuidadosamente colocadas para que acceda a ellas de un solo vistazo. 

La vajilla

Ya sabe que, como buena Organizadora, tengo pasión por las vajillas y las formas de colocarlas, para que su almacenamiento sea, además, un elemento decorativo de la cocina o el comedor.

El armario de la cocina

Un mix entre los dos anteriores, este magnífico armario de cocina tiene capacidad para los alimentos, la vajilla y los trastos de cocina. Cestas, cajones, baldas, estanterías de rejillas y cajas de madera son los elementos con los que puede jugar para lograr la mejor composición.

Los cacharros de cocina

Y con cacharros me refiero también a los electrodomésticos. Muchas veces, al planificar una cocina, se nos olvida que los pequeños electrodomésticos ocupan un espacio muy preciado en la encimera. Lo más adecuado es tenerlos en un armario, a mano y cerca de un enchufe, pero no alineados en la superficie de trabajo. Las tapas de ollas y sartenes son también otros incómodos tratos, que siempre atascan los cajones. La solución que nos ofrece este armario de Leicht es perfecta.

El botellero (para cualquier bebida)

Aunque el amante del buen vino repudiaría esta idea (las botellas no deben estar cerca de fuentes de calor, como el motor de la nevera, y menos si hay vibraciones), esta idea nos parece estupenda para otro tipo de bebidas, no necesariamente alcohólicas, que siempre ocupan mucho espacio. Es una solución de obra que puede hacerle unbuen carpintero.

Armarios estrechos

Aunque a primera vista hacer un armario estrecho no parezca la solución definitiva, no tiene idea de la capacidad que puede llegar tener. Por ejemplo, el de la fotografía, mide aproximadamente 40 cm de ancho x 18 cm de fondo x 2,70 cm de alto. Un espacio muerto del pasillo puede ser la solución al cacharrerío indiscriminado que acumulamos en nuestras cocinas.

El baño también existe

¿Se ha dado cuenta de todo lo que guardamos en el cuarto de baño? Toallas, cestas de ropa, albornoces, papel higiénico, productos de baño y de belleza…Y tener todo esto a la vista da una sensación de desorden no muy agradable, sobre todo, para personas ajenas a su casa, que descubren el color de su cepillo de dientes. Un buen armario en el baño es indispensable. ¡Guárdelo todo!

La ropa bien organizada

Otro de los campos de batalla de las Organizadoras son los armarios de la ropa, y en el mejor de los casos, los vestidores. Un armario es como un ser vivo que cambia, engorda y adelgaza, que lo traga todo o lo escupe. De hecho, ver un armario bien organizado es uno de los mayores placeres de las Organizadoras. Por eso, para ilustrar este peliagudo tema, hemos elegido este sistema modular, con elementos de Muji, que nos ha dejado con las ganas de tirarlo todo y volver a empezar.

No sin mis zapatos (ni mis bolsos)

Pregunta para las Organizadoras: ¿para cuándo un armario solo para mis zapatos? Quizás este año sea el momento de hacerlo. No necesita mucho fondo, entre 30 y 40 cm, las baldas pueden ir ligeramente inclinadas, con un reborde para que no se caigan, y las botas colgadas en un perchero bajo. Los bolsos también necesitan su propio espacio y dimensiones.

¿Dónde pongo esta colección?

Discos, piezas de cerámica, cajitas, búhos, piedras, letreros, lupas… No hablo solo de libros, que es tema aparte. En todas las casas hay una colección de algo, de lo más inusitado a lo más tradicional, como dedales o cucharillas… ¿Y dónde las ponemos? Lo primero es hacer un acto de deco-reflexión y decidir si esa colección merece ser exhibida. De salir un “sí, la quiero ver todos los días de mi vida”, entonces, búsquele un lugar idóneo, incluso, junto con otras colecciones u objetos. Nuestra recomendación: las baldas, esos grandes amigos del orden y la decoración. Les dejamos esta última imagen inspirativa, para que vean que todo es posible. Así, queridos Organizadores y Desorganizadores (que son los que suelen vivir con los Organizadores), aquí les dejamos nuestro tema “12 meses, 12 causas…”. 

Vía: Decoratrix