domingo, 16 de noviembre de 2014

Una vivienda sin barreras arquitectónicas, diseñada por C.T. Architects

La firma belga C.T. Architects diseñó este apartamento para la víctima de un accidente de tráfico que va en silla de ruedas. A pesar de la adaptación, no hay nada que aluda a la situación del propietario ya que las soluciones adoptadas bien podrían utilizarse en cualquier otra vivienda urbana.


Antes del accidente, la familia ya poseía una plaza de párquing en el mismo edificio y entonces compraron el resto de la planta (dedicada principalmente a almacenamiento). Para crear un espacio accesible, el estudio de arquitectura cambió la entrada principal del bloque para crear una rampa hasta la puerta del cliente y se abrió una nueva entrada común para los vecinos de los pisos superiores. También se abrió una segunda puerta en el apartamento del cliente para los cuidadores y otros profesionales relacionados.
La nueva vivienda es un espacio de 3 x 25 m de largo, sin barreras arquitectónicas, que se caracteriza por una sucesión de espacios, a lo largo de un pasillo, que van de la esfera pública a la privada: la sala de estar y el comedor, cerca de la entrada, un pasillo lo suficientemente ancho para permitir el paso de la silla de ruedas, la cocina perfectamente camuflada a un lado, el austero cuarto de baño, al otro, y la habitación-estudio al fondo del pasillo.
Las zonas húmedas y los espacios de almacenamiento se agrupan en dos volúmenes, una maniobra que permite que la luz natural llegue al pasillo desde las ventanas que dan a la calle y a través de las puertas correderas de cristal que conducen a una pequeña terraza trasera en la zona del dormitorio.
Casi todo el mobiliario y las soluciones de diseño están realizadas a medida, tanto para la comodidad del ocupante como para cumplir con la normativa belga en cuanto a discapacidades. La mesa del comedor lleva estantes incorporados en ambos extremos y en la pared se instaló una lámpara que gira sobre un eje. En el dormitorio, la cama cumple una doble función: cama y escritorio.Una lámpara de sobremesa proporciona luz a la cama y a la superficie de trabajo y también lleva incorporadas varios tipos de tomas a una altura apropiada para el propietario.
Para la iluminación ambiental en el largo pasillo y añadir un toque decorativo, se pusieron luces LED en nichos por encima sobre la cocina y las puertas, cuya intensidad y color pueden cambiarse mediante control remoto.
En todo el loft, se respira una atmósfera de calma y unidad al utilizar paredes y techos blancos, combinados con suelos de madera de roble y puertas correderas, en el mismo material, que esconden el espacio de almacenamiento, la ducha y el sanitario.
Para más información visiten: C.T.Architects