miércoles, 26 de noviembre de 2014

Cómo limpiar un sofá de tela

Por mucho cuidado que tengamos, las manchas y la suciedad son inevitables, sobre todo en los hogares con niños pequeños. Una lucha frecuente que nos preocupa especialmente en aquellos ambientes de la casa donde pasamos gran parte de nuestra vida, como por ejemplo en el salón.
Sin embargo, las manchas también son sinónimo de vida. Porque cuando disfrutamos de la comodidad de nuestro hogar, a veces nos ensuciamos. El ejemplo perfecto son los niños, que saben disfrutar de los pequeños placeres sin preocuparse de nada más. Para eso estamos los adultos que nos ocupamos de que la casa esté limpia y perfecta. El problema es que algunas manchas son bastante difíciles de quitar, como por ejemplo la suciedad de un sofá de tela. Si necesita ayuda, no se pierda nuestros consejos sobre cómo limpiar un sofá de tela.
Con productos de limpieza específicos
Como seguro que ya sabe, en comercios especializados en decoración, hogar y en supermercados genéricos podrá adquirir productos de limpieza para todo tipo de superficies del hogar, como por ejemplo un sofá de tela.
Este tipo de productos de limpieza se adaptan a infinidad de materiales y tejidos, desde superficies de metal hasta telas. Simplemente debemos escoger bien el tipo de producto de limpieza que queremos utilizar. Pero asegúrese de que la tela admite el uso de determinados productos e ingredientes de limpieza.
Pero antes de aplicar el producto de limpieza sobre el sofá, acuérdese de pasar el aspirador. Para una correcta limpieza en profundidad, recuerde que debe eliminar hasta el último resto de polvo. Lo ideal sería pasar el aspirador con cierta frecuencia, por lo menos una vez a la semana, para realizar el mantenimiento de su sofá. Así evitará que la suciedad se acumule y tendrá que limpiar menos.
El siguiente paso para limpiar su sofá de tela será aplicar sobre la mancha el producto de limpieza que hayamos escogido, siguiendo las recomendaciones que indica el fabricante en el envase. Así que antes de utilizar el producto, no olvide leer las indicaciones que aparecen en el envase.

Con remedios caseros
Pero si está pensando en probar algún remedio casero para limpiar su sofá de tela, tome nota de las recomendaciones que le explicamos. Por sus propiedades, la sal puede ser una buena solución para eliminar manchas recién hechas.
Lo que tiene que hacer es aplicar un puñado de sal sobre la mancha y esperar hasta que la suciedad se haya secado por completo. Entonces tendrá que pasar un trapo húmedo para retirar los restos de la mancha y la sal.
Si le resulta posible, lo mejor es retirar la funda de tela de nuestro sofá para poder limpiar más fácilmente o bien para lavar la funda en la lavadora con mayor comodidad.
Aunque como la mejor solución es la prevención, le recomendamos cubrir su sofá de tela con alguna funda protectora para esos momentos especiales del día en los que corremos el peligro de ensuciar nuestros muebles.

A la tintorería
Y si ninguno de sus intensos ha tenido éxito, le recomiendo que pruebe a llevar la funda de tela de su sofá a la tintorería. Los expertos utilizan productos y procesos especiales que son más efectivos que los que utilizamos nosotros en casa. Además, si tiene aprecio a la tela de su sofá y no quiere estropearla, lo mejor será contar con la ayuda de un profesional.

Con una máquina de vapor
En este sentido, otra buena forma de eliminar las manchas del sofá sin dañar la tela, consiste en utilizar una máquina de vapor. Es decir, la típica vaporeta. Pero no se olvide de seguir las recomendaciones del fabricante del sofá de tela, ya que no todos los muebles permiten el uso de este tipo de máquinas de limpieza domésticas.
Vía: Decorablog