miércoles, 22 de octubre de 2014

Modernas oficinas con aire industrial, diseñadas por Studio Alexander Fehre

El arquitecto de interiores Alexander Fehre recibió el encargo de diseñar las nuevas oficinas de la empresa Movet, especializada en el sector de las cintas transportadoras. Las modernas oficinas recogen e integran el pasado industrial del lugar en un ordenado espacio de trabajo, zonificado para dar cabida a una amplia gama de requisitos en una superficie de 200 m2 y un almacén contiguo del mismo tamaño.


A pesar de la división funcional, la sensación de amplitud se mantiene utilizando sutiles formas de separación. La nueva estructura de planta abierta busca transmitir la sensación de “compromiso, transparencia y espíritu de equipo”, funcionando como sala de reuniones, cocina office (Taller Movet) y showroom. Precisamente, los clientes son recibidos en el Taller Movet, separado por una malla metálica y situado sobre una plataforma de alerce. De esta manera, se integran rápidamente en la actividad diaria.
Un vidrio translúcido separa la entrada del espacio restante. Inmediatamente detrás, una acogedora zona lounge con dos grandes sillones, desde donde el espacio, perfectamente estructurado, se percibe como un todo. En el otro extremo de la planta, se sitúa el despacho de dirección aislado por una pared de vidrio. Entre ambas, el pasillo central, delimitado por la pared de malla metálica conduce al acceso del almacén.
En la zona de trabajo, que queda junto a la fachada principal, las mesas y los armarios de almacenamiento han sido diseñados en respuesta a una solicitud especial por parte del cliente y tienen un singular forma triangular. Ambos están fabricados con tableros Multiplex y chapa de roble. Los armarios se realizan a partir de un único elemento que se hace girar para formar un mueble completo (ver esquema). La superficie de duro y, al mismo tiempo, agradable linóleo tiene propiedades antiestáticas que evitan la acumulación de polvo. Además, todas las superficies de madera están tratadas con aceite de dos componentes.
Junto a estos acabados y con el fin de asegurar un ambiente de trabajo saludable, sólo se utilizó pintura al agua y la alfombra, hecha de piezas de alfombra, puede retornarse al fabricante para que sea reciclada.
El denominado Taller Movet se encuentra al otro lado de la zona de trabajo, sobre una plataforma elevada de alerce. El espacio está presidido por un mesa de más de 5 m de largo, construida también con Multiplex y chapa de roble. Las patas se han pintado en un tono coral degradado, añadiendo un punto de intenso color a la habitación. El aspecto arquitectónico de la cocina asegura una integración coherente en el ambiente general.
Como solución acústica, algo crucial en una oficina de planta abierta, se utilizaron deflectores acústicos de espuma sujetos al techo formando un patrón continuo.
Diferentes tipos de luminarias proporcionan una adecuada iluminación a las oficinas. En el techo de hormigón se han montado carriles con focos LED que iluminan la malla metálica y el taller, y crean un interesante juego lumínico a través del techo. Para cada trabajador, hay un lámpara de mesa que ofrece una fuente de luz directa y focalizada. Sobre la mesa de reuniones, se han colocado varias lámparas de suspensión en cobre, blanco y gris que contribuyen a crear una sensación de ambiente industrial.
Para más información visiten: Studio Alexander Fehre