domingo, 19 de octubre de 2014

La comida como un hecho social: restaurante griego en Londres

Mezclar dos estilos tan distintos como el británico y el griego ha sido el reto al que se ha enfrentado K-studio en el diseño de este restaurante de cocina griega en el barrio londinense de Marylebone.
El proyecto tiene como objetivo hacer de la comida un acto social, un momento para compartir sabores.K-studio ha realizado un trabajo de integración de toda una experiencia marcada por el gusto, la luminosidad, que cuente una historia en cada uno de sus detalles.
La superficie de Opso tiene dos niveles, separados por 20 centímetros. Desde la entrada y recorriendo la práctica totalidad de la longitud del local se abre una barra de mármol que se extiende hasta la entrada del comedor. Esta zona larga y estrecha está iluminada por grandes ventanales sobre la calle.
El elemento común a todo el local son las estructuras de acero azul y madera que lo mismo sirven como soporte de las copas mientras se espera mesa, rodean los armarios de vino, almacenan platos y vasos o sirven de estante para macetas con plantas mediterráneas. Estas estructuras con diferentes alturas lo mismo enmarcan los ventanales que se utilizan para el servicio de camareros. Un elemento práctico y sencillo.
La barra del bar se completa con paneles de roble, mientras que las paredes presentan murales de azulejos de la artista Joanna Burtenshaw.
En el comedor, una larga mesa ocupa el centro de la sala, rodeada de taburetes; una alta mesa comunal para compartir la experiencia culinaria sobre la que la misma estructura metálica soporta los aparatos de iluminación.

Para más información visiten: K-studioOpso RestaurantJoanna Burtenshaw
Vía: Decoramus